EDUCAR EL ESPÍRITU (Inteligencia Espiritual)



Relacionar el espíritu y la materia; ocuparse de la trascendencia, lo sagrado, los comportamientos virtuosos; porque somos seres místicos en esencia.

Comprender que somos parte de un todo con el cual necesitamos estar en contacto y en armonía: consigo mismo, con los otros y con la creación. Si el  intelecto se olvida de la compañía del espíritu, degrada el medio ambiente, las creencias, la familia; es decir aquello que más importa.

Scroll